Blog  

>  Inteligencia artificial y escritura en la web: ¿la IA está destruyendo los puestos de trabajo?

intelligence artificielle et rédaction web

Publié le 4 julio 2022

✍️ Meryem

⏰ Lecture 4 minutes

Inteligencia artificial y escritura en la web: ¿la IA está destruyendo los puestos de trabajo?

Desde el rápido ascenso de la inteligencia artificial en diversos ámbitos del mundo personal y profesional, ha surgido un debate legítimo: ¿representa la IA una amenaza para nuestros puestos de trabajo?

¿Acabará sustituyendo a ciertos trabajos, como el de redactor publicitario? 

¿Representan estas nuevas tecnologías el principio del fin de la profesión de redactor web?

Estas preguntas no dejan indiferentes a los editores web, especialmente con la aparición y consolidación de herramientas inteligentes dedicadas a la redacción de contenidos, como los robots de redactores. 

Ante esta problemática, las opiniones siguen divididas.  

¿Cómo es en realidad?

Escritura web e inteligencia artificial: la situación actual

En los últimos años, la emergencia y el desarrollo de Internet han provocado un aumento de la necesidad de contenidos digitales. En consecuencia, ha aumentado el número de ofertas de trabajo para redactores web, creadores de contenidos, etc.

Sin embargo, ante la evolución de la inteligencia artificial, los profesionales de la redacción están perplejos ante una tecnología que algunos consideran como una amenaza. 

De hecho, los progresos realizados en la producción automática de textos parecen poner en peligro la contribución humana a la profesión de editor web.

¿Qué es la IA ( Inteligencia Artificial )?

El acrónimo IA se refiere a la Inteligencia Artificial. Es la tecnología que reúne todas las técnicas, métodos y doctrinas destinadas a permitir que las máquinas y los robots simulen una forma de inteligencia humana, en diversos grados. 

IA: ¿Cómo funciona? 

Programas que tienen un denominador común: el machine learning. Esta tecnología permite almacenar una gran cantidad de datos, normalmente complejos, dentro de un cerebro virtual o una red neuronal. Estas redes neuronales que subyacen a la inteligencia artificial intentan obviamente imitar el funcionamiento de nuestro cerebro. Precisamente por eso hablamos de inteligencia. Hay una inteligencia artificial fuerte y una inteligencia artificial débil. La primera incluye máquinas capaces de actuar de forma inteligente, capaces de asimilar conceptos abstractos, cuestiones complejas y de tener una verdadera conciencia cercana a los sentimientos que experimentan los humanos, como la empatía.

La segunda forma de IA se refiere a las máquinas que se limitan a resolver problemas más básicos, por lo que entran en la categoría de inteligencia artificial débil.

La inteligencia artificial, que antaño era un asunto estrictamente de ciencia ficción, ha conseguido introducirse en todos los niveles de nuestra existencia, ya que la tecnología facilita la vida y las prácticas humanas. Las posibilidades de la IA parecen ahora ilimitadas. 

De hecho, en el espacio de unos pocos años, hemos pasado de simples chatbots y asistentes virtuales, a la inclusión de la inteligencia artificial en sectores sensibles y estratégicos como el militar y el médico. 

Los campos de acción de la IA en la escritura web

Las profesiones de la web no se libran de la entrada de la tecnología de la IA, sino todo lo contrario. Para cualquier redactor de páginas web de SEO, es posible utilizar la inteligencia artificial como una ayuda para la redacción (no como un sustituto).

En realidad, gracias a las posibilidades que ofrece para la búsqueda de palabras clave, la IA puede ayudar a enriquecer un texto a nivel semántico, pero también a generar ideas para desarrollar… 

Pero la IA en la redacción de textos publicitarios no se limita a la investigación de palabras clave. Se está desarrollando a gran escala y a gran velocidad, y está adquiriendo cada vez más importancia en el negocio de la redacción, sobre todo mediante el uso de asistentes de redacción, redactores, etc. Esto es posible gracias a NLG (Natural Language Generation), que es la tecnología de software que permite generar contenidos personalizados, que requieren poca o ninguna intervención humana. 

Como puede ver, hay muchas formas de utilizar la IA con fines editoriales. 

Puede ser un importante aliado para los blogueros, los influencers y los propietarios de sitios que están escasos de escritores, pero también puede servir como herramienta complementaria para los editores web y los redactores que están escasos de tiempo, de inspiración o que son propensos al síndrome de la página blanca. En efecto, los profesionales de la escritura en la web pueden utilizar la inteligencia artificial para redactar, traducir, corregir y reformular sus diversas producciones escritas más rápidamente. Esto contribuye directamente a mejorar la producción de los escritores y, al mismo tiempo, el contenido web de las varias plataformas. 

Redactores: la inteligencia artificial en el centro de la redacción web 

De hecho, la redacción asistida por IA, también conocida como redacción automatizada, es una ventaja para optimizar la composición de contenidos para Internet. 

La redacción asistida por inteligencia artificial es una forma de redacción automatizada. Se trata de un proceso de escritura realizado por una máquina, independientemente o conjuntamente con un humano. Este proceso no se limita a la escritura, sino que también incluye la corrección automática, la traducción o la transcripción de un texto. 

La ventaja de un robot de escritor es que puede generar textos en un tiempo mínimo. Esta herramienta permite escribir (o reescribir) artículos rápidamente, limitando considerablemente la intervención humana en el proceso de redacción. 

¿Fuerza o amenaza para los editores web? 

La IA está revolucionando la velocidad, la calidad y, por tanto, el coste de la producción de contenidos.

Como editor web, podrá producir más texto en un tiempo que sería inimaginable sin el uso de la inteligencia artificial. Como resultado, podrá generar más contenido y, por tanto, ganar más, más rápidamente y con menos esfuerzo.

También cabe mencionar que la IA es susceptible de ofrecer una gran variedad de contenidos sobre todo tipo de temas, personalizables, y que responden a todo tipo de cuestiones como las de los sectores de la automoción, la banca, las finanzas, los seguros, la distribución y el comercio…

Además, gracias al NLG y al NLP (Natural Language Processing), las herramientas de escritura automatizada son ahora aptas para producir textos con un estilo de escritura original y relevante, con una sintaxis y un vocabulario humano. 

Cuando aparecen las máquinas y sus modernas tecnologías, crean nuevas formas de trabajo, que siempre pueden parecer una amenaza para los trabajadores. Esto siempre ha sido así, y no es una excepción para los editores web. De hecho, es bien sabido que el cambio es una causa de ansiedad y se percibe como algo amenazante y perturbador. 

Pero como cualquier proceso de trabajo nuevo, depende de usted convertirlo en su aliado o en su enemigo. Hay que decir que para el mundo de la redacción web, la IA puede ser un arma de doble filo. De hecho, es posible familiarizarse con la tecnología, adaptarla a sus necesidades y objetivos, para sacarle el mejor partido.

La ayuda a la escritura permite al escritor optimizar su método de trabajo. Pero si decide dar la espalda a esta tecnología, se arriesga a quedarse atrás con las nuevas prácticas del mercado y a perder la oportunidad de evolucionar a ritmo de la tecnología.

En resumen, es importante garantizar que la necesidad de editores no se disipe mientras existan Internet y los usuarios de Internet. Sin embargo, con la llegada de la IA a este terreno, se adoptarán nuevas prácticas. Sólo será necesario prepararse para el cambio para poder adaptarse a él.

Valiosa ayuda para el escritor

Está claro que el uso de la inteligencia artificial es ya inevitable, especialmente en el negocio de los contenidos web. Sólo es cuestión de subirse a la ola en el momento adecuado, de ser receptivo al cambio y a las mutaciones que podría implicar en el mundo editorial. 

Esto deja tiempo suficiente para que los más escépticos se reciclen y apliquen sus conocimientos de forma innovadora.

De hecho, la formación en la empresa (o la formación en la carrera para los autónomos) desempeña un papel más que decisivo en el progreso de la carrera de todos (especialmente de los editores web).

En las empresas, permite desarrollar la experiencia de un empleado o reorientar los servicios en función de las necesidades emergentes y futuras de la empresa. La capacidad de aprender durante la carrera y la adaptabilidad se han convertido en nociones cruciales en el mundo del empleo. Por lo tanto, es posible e incluso aconsejable que los editores web aprendan a trabajar junto a las herramientas inteligentes y a formarse con ellas, en lugar de intentar combatirlas como si fueran el temido enemigo. 

Para los redactores menos experimentados, las herramientas de escritura inteligente son una valiosa ayuda para mejorar la producción de sus textos. Les permiten escribir mejores artículos, utilizando las mismas técnicas y léxicos que los profesionales. 

Para los redactores más experimentados, los robots de escritura y otros programas basados en la inteligencia artificial pueden ayudarles a mejorar su rendimiento, aceptar más proyectos y diversificar sus ideas y fuentes de inspiración. 

La redacción asistida por inteligencia artificial es, por tanto, una forma eficaz de crear rápidamente artículos con una relación calidad-precio irreprochable.

IA: la amiga del editor web

Algunas IAs son ya una valiosa ayuda para la escritura web y son muy apreciadas por los redactores de SEO. Este es el caso de los programas informáticos que se utilizan para generar palabras clave o para enriquecer el campo léxico de un texto para que sea mejor referenciado por los motores de búsqueda. 

Estas herramientas inteligentes son apreciadas y adoptadas por los redactores. 

En otros términos, la inteligencia artificial está lejos de ser una tecnología que hay que rechazar, evitar o que destruye el trabajo y no es el enemigo del redactor web.

A través de las diversas herramientas inteligentes orientadas a la escritura web, la inteligencia artificial ofrece simplemente una ayuda notable y un vehículo de mejora y crecimiento para los profesionales de la redacción. Ya sea a través de herramientas de asistencia a la escritura, escritores robot o software dedicado a las palabras clave y el léxico, la mayoría de las agencias de SEO y escritores web que emplean servicios de escritura automatizada serán cada vez más populares, ya que serán los más eficientes y fiables.  

Clausura

Aunque la evolución de los robots escritores y del software de ayuda a la escritura es fenomenal, todavía están muy lejos de la perfección. El software de asistencia a la escritura inteligente aún no está lo suficientemente avanzado para sustituir a los humanos. 

De hecho, la redacción de algunos textos requiere complejidad intelectual y energía creativa. Además, para algunas investigaciones o formulaciones, el sentido crítico y la capacidad de análisis y asociación son más que necesarios. Tantos requisitos previos que aún no están al alcance de la IA.

Por su falta de empatía, de imaginación y de capacidad de juicio y de crítica, la IA aún no es apta para realizar ensayos comparables a las producciones humanas.  

En resumen, ¡no es probable que la IA sustituya a los redactores web en un futuro próximo! 

 

Cet article vous a plu ? 💃 Partagez-le 😉

Vous pourriez aussi aimer :

⏰ Lecture 5 minutes
A falta de Google Analytics, el SEO adquirirá mucha más importancia en las estrategias de adquisición digital de las empresas.

✍️ Meryem

Publié le 15 octubre 2022

⏰ Lecture 4 minutes
Para mantenerse en la cima de su SEO en 2022, es importante seguir las últimas tendencias y actualizar su estrategia. Descubra las 7 tendencias que no debe ignorar.

✍️ Meryem

Publié le 10 julio 2022

⏰ Lecture 4 minutes
El SEO para SaaS es una labor a largo plazo que le permitirá mejorar su visibilidad en Internet y generar más leads.

✍️ Meryem

Publié le 7 julio 2022